Reuniones de escalada con seguros flotantes

Reunión de escalada
Reunión de escalada con seguros flotantes en la pared norte del Mont Arrouy

Existen muchas formas de montar una reunión de escalada pero en este artículo vamos a ver un método simple con dos variantes para cuando nosotros mismos tengamos que crear una instalación des de cero.

Resumen de contenidos:

  1. Ubicación de la reunión
  2. Puntos de anclaje
  3. Conceptos básicos de un triángulo de fuerzas
  4. Ecualizar con un cordino
  5. Ecualizar con la cuerda
  6. Prevenir la tracción invertida
  7. Otros sistemas

Para comprender mejor este artículo puede ser de ayuda el vocabulario de escalada.


1. Dónde ubicar la reunión

Para montar una reunión de escalada en rutas de auto-protección intentaremos aprovechar los puntos naturales que nos ofrece la roca, aunque no hayamos utilizado toda la longitud de cuerda disponible. Esto facilitará el montaje de la instalación, el relevo entre los miembros del equipo y cualquier tipo de maniobra que se tenga que realizar. Además, la estancia en una reunión puede ser larga. Si la ubicación es cómoda podremos recuperar fuerzas, pero si estamos colgando al vacío acabaremos agotados.

Reunión de escalada
Cómoda reunión en Petit Dru (2004)

2. Puntos de anclaje

Una vez hayas encontrado una ubicación cómoda para montar la reunión, busca emplazamientos para colocar puntos de anclaje.

¿Cuántos?

Dos puntos es demasiado poco, a menos que sepas perfectamente lo que estás haciendo. En mi experiencia he visto demasiadas reuniones precarias montadas por personas que supuestamente tenían suficiente bagaje e incluso te diría que después de casi 30 años escalando con diferentes compañeros, sólo confiaría en dos o tres personas para fiarme al 100% de una reunión a dos piezas, especialmente si la instalación está montada sobre roca caliza, conglomerado o esquisto.

Dicho esto, tres seguros a prueba de bombas es un balance generalmente adecuado para tener una reunión de escalada segura, a la vez que limpia y ordenada.

Utilizar más de tres puntos de anclaje suele ser un enredo y los enredos causan confusiones y errores. Evidentemente, si los tres puntos no son de fiar tendrás que añadir puntos adicionales hasta que la instalación sea segura.

En cualquier caso, intenta evitar situaciones que requieran el montaje de reuniones complejas.

No pongas todos los huevos en la misma cesta

Tengo unos amigos que estaban escalando el Pilar Sur del Midi d’Ossau en pleno invierno. El primero montó una reunión en una fisura, se colgó y la instalación saltó por los aires. ¿Qué ocurrió? Pues que lo que parecía ser una buena fisura en realidad era una laja suelta tapada por la nieve. Afortunadamente no ocurrió nada grave porqué estaba en una repisa.

A menos que lo tengas muy claro, distribuye los puntos de anclaje en estructuras diferentes. A veces hay bloques sueltos aparentemente sólidos y si todas las piezas están en el mismo bloque y este se desprende, lo mas probable es que te mates.

Como dice el dicho, no pongas todos los huevos en la misma cesta.


3. Conceptos básicos de un triángulo de fuerzas

Ya tienes tres buenas piezas colocadas, ahora tienes que ecualizarlas. Esto es unir los anclajes en un punto central para repartir la carga entre los seguros, formando lo que se llama, un triángulo de fuerzas. Este triángulo se puede hacer con la misma cuerda o utilizando un cordino adicional, lo veremos luego.

Ángulo de apertura del triángulo

El ángulo de la triangulación influye en el reparto de la carga sobre los puntos de la reunión. Cuanto mayor es este ángulo más carga recibe cada punto.

Apertura triángulo de fuerzas

La importancia de punto central

Para que la carga se reparta correctamente entre las diferentes piezas, todo se debe enganchar en el centro del triángulo de fuerzas, no en los anclajes.

Además, hay que tomar especial atención cuando el primero sale de la reunión hasta chapar el primer seguro. Este es el momento mas crítico, ya que una posible caída podría provocar un impacto muy fuerte sobre la instalación. Por este motivo, nos interesa mas que nunca, que la tracción esté repartida entre todos los seguros, así que pasaremos la cuerda por el punto central, y lo haremos con un mosquetón independiente, evitando así, que la cuerda del primero tenga rozamientos peligrosos con otros elementos de la instalación.


4. Ecualizar los puntos de reunión con un cordino pasado en simple

Necesitamos un cordino dinámico de entre 3 – 4 metros de longitud y hacer un nudo de ocho a cada extremo del cordino. No vale cualquier cordino, tiene que ser uno homologado para montar reuniones (suelen ser de 7-8 milímetros de diámetro).

Reunión de escalada
Pasar el cordino por los seguros bloqueando los extremos con nudos de ocho
Bloquear cordino con nudo de ocho
Triángulo de fuerzas
Triángulo de fuerzas bloqueado
Como montar una reunión de escalada
Reunión de escalada completa

Ventajas

  • Sistema útil tanto para montar reuniones como para montar instalaciones de rápel.
  • Al ser una instalación independiente de la cuerda se facilita el relevo sin alternar en un equipo de dos y cualquier relevo en general en un equipo de tres.

Inconvenientes

  • La extensión de la reunión está limitada por la longitud del cordino. Esto es un problema si tienes que unir puntos muy distanciados.
  • Si por un imprevisto no dispones del cordino, no podrás montar el triángulo de fuerzas.

5. Ecualizar los puntos de reunión con la misma cuerda

Éste sistema es parecido al anterior, con la diferencia que utilizamos la misma cuerda en vez de un cordino adicional. Los puntos situados en los extremos se bloquean con un nudo ballestrinque para simplificar el montaje, aunque también se podrían bloquear utilizando nudos de ocho.

Reunion de escalada
Pasar la cuerda por los seguros bloqueando los extremos con ballestrinques
Bloquear triángulo con nudo de ocho
Triángulo de fuerzas
Triángulo de fuerzas bloqueado
Como montar una reunión de escalada
Reunión de escalada completa

Ventajas

  • Total flexibilidad a la hora de unir puntos muy distanciados, sin necesidad de hacer reenvíos con cintas adicionales que hagan que la instalación sea más compleja.
  • Ahorro de material al no necesitar ningún cordino.
  • Te obliga a utilizar los cabos adecuados cuando se hace un relevo, evitando líos con las cuerdas por no utilizar los correctos.
  • Aunque no te guste este sistema, es un recurso indispensable que hay que aprender por si pierdes el cordino de reunión.
  • Sólo se necesita una de las dos cuerdas, por lo que también es válido si escalas en cuerda simple.

Inconvenientes

  • Si durante la escalada apuras la longitud de la cuerda, no la podrás utilizar para montar la reunión.
  • Al tener una instalación dependiente de la cuerda, puede ser complejo realizar según qué maniobras de autorescate, aunque a malas, siempre tienes la opción de cortar la cuerda.

6. Prevenir la tracción invertida

Si el primero tiene una caída fuerte en el largo siguiente y el asegurador sale disparado hacia arriba, la instalación recibirá una carga invertida. Esto puede desplazar o arrancar alguna pieza, especialmente si se trata de fisureros o cuernos de roca.

¿Qué puedes hacer para reducir éste riesgo?

  1. Distánciate de la reunión para evitar que la tracción invertida acabe tirando de los puntos de anclaje.
  2. Pon algún friend con las levas muy cerradas para evitar que una carga invertida lo mueva de su emplazamiento.
  3. Las piezas ubicadas en emplazamientos horizontales suelen aguantar la tracción invertida.
  4. En cordadas de tres, difícilmente la caída de un primero desplazará dos personas hacia arriba.
  5. Otra opción es poner un seguro invertido atado al punto central de la reunión, pero la roca no siempre te lo permitirá y te complicarás mucho la vida para montar la instalación.

7. Otros sistemas para montar una reunión de escalada

Utilizar un cordino en bucle para hacer la triangulación

Es una técnica habitual y es muy válida. El inconveniente es que necesitaremos un cordino de mayor longitud que si utilizamos un cordino pasado en simple.

Bloquear el triángulo con un nudo de alondra en vez de con un ocho

Este sistema tiene la ventaja de poder ajustar fácilmente un posible cambio de dirección de la carga, aunque tiene dos inconvenientes importantes:

  1. Cuando se pasa el nudo de alondra por el mosquetón central, a menos que utilices uno muy grande o uno de pera, el cordino abrazará el mosquetón por los laterales, haciendo que este no trabaje de forma óptima. Dicho problema se acentúa especialmente cuando el triángulo de fuerzas tiene un ángulo abierto.
  2. La idea de cambiar la dirección de la carga en caso de necesidad implica manipular un nudo mientras existe la posibilidad de tracción sobre el mismo. En este artículo se explica como un escalador perdió un dedo en circunstancias parecidas (no lo mires si eres aprensivo).

Triángulo de fuerzas móvil o con semi-bloqueo

Esta técnica permite que el punto central del triángulo tenga cierta capacidad de bascular, repartiendo la carga entre los seguros aunque la tracción se desplace hacia un lateral.

El problema es que si falla uno de los puntos, el triángulo se deslizará extendiéndose, provocando un instante de caída libre a la persona (o personas) que están en la reunión y como consecuencia un impacto adicional sobre las piezas restantes.

Otro problema es que la persona que está asegurando puede tener una pérdida de control como consecuencia de la sacudida y quién sabe, quizá suelta las cuerdas por reflejo.

También hay que tener en cuenta que el peor impacto que pude recibir una reunión es un factor 2, situación que raramente puede provocar la tracción lateral que da sentido al montaje de un triángulo de fuerzas móvil.

Utilizar una cinta de Dyneema para hacer la triangulación

Las cintas de Dyneema ocupan muy poco y son extremadamente ligeras, la cual cosa las hace atractivas para montar triángulos de fuerzas. El problema es que no han sido diseñadas para esto ya que al ser un material estático no tienen la capacidad de absorber energía en un impacto directo a la reunión. A parte, DMM hizo un estudio que demuestra la baja resistencia de éste material cuando se aplican nudos, lo puedes ver a continuación.

Advertencia
La escalada de auto-protección puede ser peligrosa y el riesgo depende de muchos factores. Es imprescindible que realices prácticas en un entorno seguro, con la supervisión y aprobación de un técnico profesional, antes de poner en práctica de forma autónoma cualquier aprendizaje.