Mont-Rebei: combo CADE – Despertaferro – Totxaires

Congost de Mont-Rebei

El itinerario que presento a continuación es una combinación de vías para escalar la estética cara sur-este de la Pared de Aragón, en Mont-Rebei, evitando las secciones equipadas de la CADE (tramo de 6c o Ae después de la feixa) y de la Totxaires (tramo de 6c/A0 o 7c del largo 7). Todos los largos, excepto el número 9, que es nuevo, aprovechan secciones de las vías CADE, Despertaferro y Totxaires.

Con dicha combinación se coincide con muy pocos anclajes fijos, pudiendo subir la pared en un estilo algo cercano a la escalada tradicional.

Pero a parte de evitar dichas secciones equipadas, nuestro principal objetivo fue el experimento de llevar un equipo muy minimalista, dejando los friends guardados en casa para poner a prueba nuestras habilidades utilizando el mínimo posible de recursos materiales.


Material utilizado

  • Una cuerda simple unicore de 50 metros
  • Un juego de fisureros repartidos en 3 mosquetones
  • 5 excéntricos medianos repartidos en 2 mosquetones
  • 8 mosquetones sueltos
  • 9 cintas cosidas de dyneema de 60cm y una de 120cm
  • Mosquetones de seguridad para montar reuniones
  • Mosquetón HMS para asegurar al segundo con nudo dinámico
  • Un Grigri para asegurar el primero. Quizá no fue la opción más minimalista, pero nos ofreció mucho confort cuando había que asegurar secciones largas y entretenidas.
Via Totxaires Mont-Rebei
Emplazando fisureros en el largo 11.
Totxaires (6b)
Mont-Rebei Totxaires
Largo 12: Totxaires (6b+)
Via Totxaires Mont-Rebei
Fisureros en el largo 14.
Vía Totxaires (6c)

Descripción de la ruta

La escalada sigue una línea bastante lógica, se sube siempre en libre y es muy variada; encontramos diedros, fisuras y secciones de placa que, a pesar de no ser muy difíciles de asegurar, hay que saber leer el terreno para encontrar el mejor camino.

Sin contar las reuniones, se coincide con un total de 6 anclajes fijos (indicados en la reseña), aunque en los puntos complicados suele haber algún clavo adicional. En las reuniones encontramos material permanente (chapas o clavos) pese a que algunas de ellas se tienen que reforzar con piezas flotantes.

Pared de Aragón, Mont-Rebei

Largos 1-5: Se sube por la CADE para superar el “zócalo” de la pared. Estos largos se suelen empalmar aunque nosotros preferimos hacer largos cortos para evitar zig-zags. Dificultad 4/5º sobre roca variable.

Largo 6: Sube por un diedro característico (vía Despertaferro), evitando un techo por la izquierda y volviendo a la derecha para llegar a una reunión de la CADE. Paso clave obligado sobre roca precaria. Cotado originalmente de 6c, aunque a nosotros nos pareció algo menos comparado con los 6c’s que vienen a continuación. Encontramos una chapa al final del largo.

Largos 7 – 8: Seguimos la CADE, primero por unas placas (5) y luego a la izquierda para superar un pequeño desplome (6c de bloque) y alcanzar un diedro. Después del diedro montamos una reunión cómoda encima de un pequeño árbol (dos clavos viejos).

Largo 9: Largo nuevo de conexión: salimos ascendiendo a la derecha para alcanzar una fisura y flanquear hasta una vira (reunión Totxaires). Es un largo corto (5º).

Largos 10 – 14: Via Totxaires. Se va a buscar un diedro característico (6a+, algo precario al inicio) que da acceso a un sistema de placas situadas a la derecha del espolón. Dos largos sinuosos (6b, 6b+) para buscar el punto débil de la pared hasta llegar al pié de una fisura característica. Escalar dicha fisura (6c con una chapa) hasta una reunión colgada y flanquear una placa a la izquierda (6c, con mucho ambiente) para buscar unos diedros hasta llegar a una reunión equipada (vía CADE).

Largos 15 – 17: Vía CADE. Subimos por la izquierda del espolón 4º, hasta una reunión. Bajamos un poco para alcanzar un diedro, lo seguimos y finalmente cruzamos una placa a la izquierda (6a con una chapa) para alcanzar otra fisura. Seguimos la fisura (4º) hasta el final de la pared.

Largo 19: Superar un último muro por un diedro evidente muy estético (4+).


Artículos relacionados