Iniciarse a la escalada tradicional

Si estás leyendo este artículo me imagino que tienes muchas ganas de iniciarte a la aventura de la escalada tradicional. A mi me encanta 😃

A continuación he apuntado algunos pasos que creo que pueden ser interesantes para iniciarse y progresar. Espero que te sea de ayuda.

Requisitos previos para iniciarse a la escalada tradicional

Si ya sabes escalar, mejor, aunque no debería ser un requisito indispensable. Piensa que la gran mayoría de escaladores en el Reino Unido empiezan directamente haciendo escalada tradicional, sin antes haber probado la deportiva, así que tú también puedes hacerlo.

1. Fórmate

Leer libros y artículos está bien, pero lo primero que debes hacer es una formación. Yo he participado en algunos cursos y los grupos pequeños (de 2 a 4 personas) son los que mejor funcionan. Salen más caros, eso sí, pero ten en cuenta que la escalada es una actividad peligrosa, por lo que merece mucho la pena invertir en una formación de calidad donde el instructor pueda dedicarte tiempo.

Si nunca has escalado vas a tener un problema, y es que la mayoría de cursos de tradicional están enfocados a escaladores ya iniciados. En este caso deberás contratar un técnico para que te haga un curso particular a medida.

En cualquier caso, te recomiendo encarecidamente que busques a un instructor especializado en el tema.

2. Practica las técnicas a nivel de suelo

Si has hecho una formación habrás aprendido muchas cosas, pero dos o tres días que dura un curso no son suficientes para consolidar habilidades. A parte, algunas técnicas se olvidan con rapidez. Un ejercicio interesante es buscar un muro de roca natural a nivel de suelo y practicar el emplazamiento de friends y fisureros y el montaje de reuniones. De esta forma podrás practicar más tranquilamente sin la presión de la escalada real.

3. Busca un buen compañero

Encontrar compañero para ir a hacer escalada tradicional no es tan fácil como en la deportiva. Participar en eventos como los que organiza Roca Nua puede ser un recurso interesante para conocer a gente.

4. Empieza por vías de poca altura

Un equipo completo de escalada es bastante caro, y al principio se suele tener poco. Si empiezas por vías de poca altura, necesitarás menos material para asegurarte. A parte, evitarás problemas de comunicación con el compañero y tendrás toda la cadena de seguridad bastante más controlada.

5. Escala muchas crestas

Las crestas son geniales para consolidar habilidades, ya que haces muchas maniobras, colocas muchos seguros flotantes y te acostumbras a leer el terreno, que es una de las cosas más difíciles de aprender. Si además llegas a una cima con vistas ¿Qué más se puede pedir?

6. Entrénate haciendo bloques naturales

Las zonas de bloque son otro espacio natural perfecto para desarrollar habilidades para la escalada tradicional, especialmente si se trata de bloques altos. Como en las crestas, te acostumbrarás a leer y a interpretar el terreno, pero a otro nivel muy distinto. También pulirás mucho la técnica y mejorarás tu forma física. Kevin Jorgeson, por ejemplo, cuando se metió en Down Wall con Tommy Cadwell, una vía con secciones de autoprotección extremadamente difíciles, tenia poca experiencia en rutas de aventura, pero gozaba de un gran bagaje haciendo boulder.

7. No seas demasiado dependiente del material

La tecnología ha permitido a los escaladores llegar muy lejos y hace que la escalada sea más cómoda y segura, pero en la montaña pueden ocurrir muchas cosas: se te cae la cesta, pierdes un friend imprescindible o tienes que improvisar un descenso largo y complicado. Tener la habilidad de solucionar problemas con pocos recursos te sacará de más de un apuro. Puede ser interesante por ejemplo, aprender a asegurar y rapelar con nudo dinámico sin rizar la cuerda, a asegurarte más con fisureros y menos con friends o a montar las reuniones con la cuerda.

8. Busca un lugar seguro para practicar la caída

Practicando la caída aprenderás a aterrizar de forma más estable, segura y controlada y te ayudará a gestionar el miedo. Busca un lugar adecuado, que no sea peligroso, con caídas limpias en desplome y utilizando anclajes de refuerzo.

9. Si quieres hacer dificultad empieza por vías de fisura

La escalada en fisura es perfecta para iniciarse a la dificultad ya que requiere poca lectura del terreno y la protección suele ser buena. Poco a poco irás adquiriendo más confianza contigo mismo y te acostumbrarás a escalar secciones difíciles utilizando seguros flotantes.

10. Busca la polivalencia

Las vías de escalada tradicional suelen subir por las debilidades de la roca para avanzar, por lo que acabas escalando en todo tipo de terreno: fisuras, placas, diedros, desplomes, etc. Ser un escalador polivalente quizá puede ser más útil que especializarte demasiado en un tipo de escalada concreto.


Publicaciones sugeridas