Cómo colocar friends

Foto: G.S. Gratacòs

Resumen de contenidos:

  1. Partes de un friend
  2. Funcionamiento básico
  3. Ejemplos de colocación
  4. Algunos modelos de friends

Partes de un friend

Antes de empezar vamos a ver las partes del friend para familiarizarnos con el vocabulario.

Diferencia entre mono eje y doble eje
Como norma general los friends de doble eje tienen un mayor rango de apertura y por lo tanto se necesitan menos tallas (también pesan más).

* Totem Cam es un modelo mono eje con un rango de apertura prácticamente igual de amplio que el de doble eje.


Funcionamiento básico de un friend

Tanto si se trata de friends de mono eje, como de doble eje, al recibir la carga las levas se expanden.


Ejemplos de colocación

1. Apertura de las levas

Como norma general, cuanto más cerradas están las levas, mayor es la estabilidad de la pieza y menos posibilidad tiene de caminar dentro del emplazamiento.

Las piezas pequeñas (microfriends), son aún mas exigentes en éste sentido y requieren generalmente las levas bastante cerradas. Lo mismo ocurre en emplazamientos con roca blanda.

Si las levas están excesivamente cerradas (fig 3) podemos tener dificultades para retirar la pieza.

¿Los friends caminan?
Si, los friends “caminan”. Esto significa que los tirones de la cuerda pueden hacer mover la pieza del emplazamiento. Esto no nos interesa porque el friend se puede re-colocar de forma poco adecuada. Para prevenirlo, como hemos comentado, emplazar el friend con las levas muy cerradas. Si no es posible, se puede chapar la pieza con una cinta larga para evitar la transmisión de movimiento.

2. Apoyo de las levas del Friend

Todas las levas tienen apoyarse sobre una superficie solida y amplia (figs 1 y 2).

Si alguna leva queda suelta la pieza no trabaja bien, puede rotar y salir de su emplazamiento (fig 3). Es verdad que los Totem Cam pueden trabajar con menos de 4 levas, pero sólo en situaciones concretas que hay que conocer bien. Lo óptimo son cuatro.

También debemos evitar emplazamientos donde el contacto de las levas con la superficie de la roca sea muy reducido (fig 4).

Podemos jugar en poner la pieza al derecho o al revés para encontrar el mejor apoyo de las levas.

3. Profundidad del emplazamiento

En general, siempre y cuando la pieza tenga un buen encaje y su extracción no sea problemática, cuanto mas adentro esté un friend menos posibilidades tiene de que se salga. Si las levas están próximas al borde de la fisura se pueden salir en el caso que el friend sufra algún tipo de rotación.

Los friends con la cabeza estrecha (fig 1) funcionan mejor en fisuras poco profundas que los friends con cabeza ancha (fig 2)

4. Fisuras en cuña

Como norma general debemos evitar este tipo de emplazamientos, especialmente los ejemplos de las figuras 1 y 2.

En el caso de la figura 3, la resistencia de la pieza es difícil de determinar y dependerá de la adherencia de la roca y del ángulo de apertura de la grieta. He comprobado que los Totem Cam aguantan mejor este tipo de ubicaciones, pero si puedes, evítalas. También existen modelos de friend con las levas en offset, para acoplarse mejor a la forma de cuña. En cualquier caso, precaución.

En el caso de la figura 4 el problema es que la pieza tiene muchas posibilidades de “caminar” y salir por arriba. Cuanto más abierta sea la fisura, peor.

5. Fisuras horizontales

Cuanto mas adentro, mejor, aunque después de una caída debemos revisar el estado del vástago de cable por el impacto contra el borde de la grieta (fig 1), especialmente si tiene un ángulo afilado. Los friends antiguos, con vástago de hierro, se rompían por palanca en estas situaciones.

En los emplazamientos poco profundos (fig 2) las levas pueden rotar fácilmente con la tracción y salir de su emplazamiento. Sólo unos milímetros de agarre pueden determinar la resistencia de la pieza. Mucha precaución.

Si las levas exteriores están ubicadas abajo (fig 3) la pieza será mas estable y “caminará” menos dentro del emplazamiento. Con las levas exteriores ubicadas arriba (fig 4) la pieza tiende a moverse con más facilidad. Pero ten en cuenta que lo prioritario es que las levas encajen bien y tengan un buen apoyo con la superficie de la roca.

6. Dirección de la carga

Cualquier pieza debe estar alineada en la dirección de la carga para evitar que el friend bascule al recibir tracción.

7. Roca inconsistente

Fig 1: la roca blanda se puede romper y hacer desplazar la pieza en caso de tracción. En estos casos, si no tienes otra opción, limpia el emplazamiento con un saca-fisureros y utiliza una pieza más grande para que las levas queden lo más cerradas posible. Pero no olvides que asegurarse en roca especialmente blanda tiene un riesgo adicional muy difícil de controlar.

Fig 2: la tracción hace expansionar las levas hacia fuera y esto puede romper lajas peligrosas. Evita siempre utilizar friends en lajas y bloques inestables.

8. Levas totalmente abiertas

Los friends de doble eje, tipo Camalot de Black Diamond, pueden aguantar la carga con las levas abiertas, pero ojo, sólo si estas tienen una buena superficie de soporte en la base (figura 2). Por lo tanto, la figura 1 no sería un emplazamiento válido.

Pero en la práctica, aunque el friend tenga un buen asentamiento, la figura 2 no seria deseable ya que los tirones de la cuerda podrían desplazar el friend de su emplazamiento con mucha facilidad.

Lo óptimo es poner los friends para que trabajen en expansión, no en cuello de botella.


Resumen
– Buscar emplazamientos con superficies paralelas, sólidas y homogéneas.
– Prevenir que los friends “caminen” utilizando piezas con las levas cerradas, y si no es posible, utilizar una cinta larga para que los tirones de la cuerda no transmitan movimiento.
– Los microfriends tienen menos tolerancia a los errores.
– Colocar la pieza alineada en la dirección de la caída.
– No asegurarse en lajas e ir con cuidado con la roca blanda.


Algunos modelos de friends

Totem Cams
Tiene un sistema patentado que ofrece una estabilidad y versatilidad superior al resto, además que tienen la cabeza estrecha, ideal para agujeros y fisuras poco profundas. Son geniales, especialmente en emplazamientos complicados. Lo único que cambiaria es simplificar la cinta para que fuera un poco menos aparatosa.

Los nuevos Camalot de Black Diamond
Doble eje, simples, compactos, con finos acabados, con un rango de tallas muy completo y con una muy buena ergonomía gracias al diseño del anillo de la base del vástago, que además es útil para chapar en caso de necesidad. Las piezas grandes tienen un clip para mantener las levas cerradas, de esta forma abultan menos cuando no se utilizan. Parece una pijada pero es útil. Lo malo: las tallas pequeñas (inferiores al 0.75) siguen teniendo la cabeza bastante ancha, pero se pueden sustituir por el modelo Z4 de la misma marca.

Camalot Z4 de Black Diamond
Juego de piezas pequeñas y medianas hasta el número 0.75. Interesante porque tienen un vástago muy flexible que dificulta que los friends “caminen” y una cabeza bastante estrecha, ideal para agujeros y fisuras poco profundas.

Camalot Ultralight de Black Diamond
25% menos de peso que el Camalot convencional. Mas caros, eso sí.

Metolius Ultralight Mastercam
Los más ligeros del mercado. Simples, compactos y con la cabeza estrecha, ideal para agujeros. La pega es que las levas tienen un rango de apertura reducido. No tienen anillo en la base del vástago, perdiendo ergonomía, pero el ahorro de peso lo justifica.

Otros
Wild Country y DMM fabrican unos modelos de doble eje parecidos a los antiguos Camalot de Black Diamond. Lo malo es que las tallas pequeñas siguen teniendo la cabeza bastante ancha, por lo que no son ideales para agujeros y fisuras poco profundas. Lo bueno: las cintas son extensibles.

Ver tabla comparativa de friends

Advertencias

1. Este artículo tiene un contenido genérico y puede no ser útil para todos los modelos. Consulta el manual de instrucciones del fabricante de tus piezas para atender a las especificaciones del modelo que utilizas.

2. La escalada de auto-protección puede ser peligrosa y el riesgo depende de muchos factores. Es imprescindible que realices prácticas en un entorno seguro, con la supervisión y aprobación de un técnico profesional, antes de poner en práctica de forma autónoma cualquier aprendizaje.