¿Es seguro asegurar con cesta?

En mayo de 2019 Bernat Vilarrasa, Jordi Esteve y yo intentamos la cara norte del Brasrastindan (Noruega). En el quinto largo por encima del collado norte yo lideraba la escalada. Era una sección comprometida con el último seguro lejos, protección precaria y roca descompuesta. De repente la cuerda se enganchó, tiré de ella para soltarla y se desprendió una piedra del tamaño de un puño. Lancé un grito para avisar a mis compañeros, pero no les dio tiempo a apartarse y la piedra impactó directamente en la cabeza de Bernat, rompiéndole parte del casco. Bernat se quedó algo aturdido, no encontrándose en las mejores condiciones para continuar. Además, estábamos en un sitio muy alejado, de difícil rescate, así que abandonamos sin pensarlo.

A pesar del incidente la historia acabó bien, aunque no he dejado de pensar en qué hubiera ocurrido en otras circunstancias: Si la piedra hubiera sido más grande y en vez de ser una cordada de tres hubiéramos sido dos… ¿Mi compañero se hubiera encontrado en condiciones para continuar asegurando?

Hablado de este tema con Jordi, me explicó otra anécdota parecida que tuvo lugar hace ya unos años en Vilanova de Meià. Supongo que debió desviarse de la ruta cuando se agarró a un bloque y este se soltó provocando la caída del escalador. Por si fuera poco, el bloque aterrizó encima de su compañero, dejándole inconsciente y cómo éste aseguraba con una cesta la cuerda empezó a deslizarse sin freno alguno. Jordi no se detuvo hasta que un rizo se atascó en la cesta, pero se hizo un esguince en el tobillo durante la caída. Como es evidente, ninguno de los dos estaba en condiciones para realizar ningún tipo de autorrescate. Por suerte había un grupo de gente caminando por la zona, oyeron gritos y avisaron a los bomberos. En unas horas les sacaron de allí.

Es verdad que este tipo de accidentes ocurren poco, pero ocurren, y en cordadas de dos personas las cosas se pueden complicar mucho. Si el que está asegurando tiene un accidente y no puede detener la caída, nadie lo hará. Y si por culpa de esto el que va de primero tiene un segundo accidente, el problema ya va a ser muy grande, especialmente si la cordada se encuentra en una zona alejada de la civilización.

Quizá no sea mala idea, y especialmente para escalar paredes alejadas y comprometidas, utilizar únicamente dispositivos de freno asistido (tipo ATC Pilot, Mega Jul o similar) o hacer nudos de seguridad de vez en cuando, en caso de utilizar dispositivos tipo ATC Guide o Reverso.

Por: Gerber Cucurell

Más publicaciones